fbpx
+57 301 2873717
Seleccionar página

Natalia Torres, Periodista y escritora

¿Por qué nos gusta tanto tener pestañas largas y cuál es el mejor tratamiento para lograrlo?

¿Has pensado por qué intercambiamos tantos trucos, bien sea con amigas, parientes, o buscamos tantas fórmulas en internet sobre tratamiento para las pestañas para poder hacerlas crecer? ¡Por supuesto! Una mirada con pestañas largas nos da una mejor imagen, radiante, muy seductora, mucho más atractiva…

¿Cuál es el mejor tratamiento para las pestañas? Si los ojos son la ventana del alma y las pestañas protegen nuestros ojos del medio ambiente, unas pestañas curvas y largas son como esas cortinas divinas que siempre hemos querido comprar para que nuestra casa se vea hermosa.

El problema es que a veces nuestras pestañas son naturalmente muy cortas o poco abundantes, por lo que nos vemos en la necesidad de buscar trucos para alargarlas y darles una forma curva, pero también hay una posibilidad de que siempre crezcan largas, fuertes y abundantes: buscar un tratamiento para las pestañas que nos ayude a lograr el efecto deseado.

¿Cómo saber cuál es el tratamiento que más te conviene?

Lo primero que debes hacer cuando busques en el mercado un tratamiento para las pestañas es revisar cuidadosamente los componentes del producto. Tus ojos son muy delicados y debes cuidarlos, de modo que cualquier producto que vayas a aplicar en el área de los ojos debe ser seguro, que contenga ingredientes naturales que no vayan a irritarlos y tampoco a afectar tu piel.

Observa que el tratamiento que vayas a escoger esté compuesto por ingredientes naturales, preferiblemente que estén presentes de manera natural en el cuerpo humano, para que no causen irritabilidad o alergias. Entre algunos de estos componentes naturales que debe contener un tratamiento para las pestañas, podemos mencionar:

Vitaminas:

Son sustancias naturales presentes en el organismo que le ayudan a funcionar normalmente, son como los alimentos naturales de las células. Para la salud de la piel y el pelo, es muy importante el consumo de vitaminas E y complejo B.  ¡Esto no puede faltar en tu tratamiento!

Aceites naturales:

Como son compuestos orgánicos, el cuerpo los asimila fácilmente; los folículos pilosos producen naturalmente aceites que mantienen hidratadas las fibras capilares, por lo que los aceites ayudan a hidratar y nutrir la piel, el cabello, las pestañas y las cejas. En el mercado puedes encontrar productos con aceites de almendras, oliva, coco, argán, etc. Revisa estas opciones y complementa con tu tratamiento para las pestañas.

Hay otros componentes que es mejor evitar por el riesgo que conllevan para la salud. De la misma forma que eres consciente para escoger los productos para tu rostro, según el tipo de piel; para tu cabello, dependiendo de sus necesidades, así mismo debes elegir tu tratamiento para las pestañas. Prefiere tratamiento para las pestañas sin parabenos, que actúan como conservantes de varios productos cosméticos.

Otra cualidad que debes buscar en tu tratamiento es su textura y modo de aplicación. ¡No querrás aplicarte un producto en el que te tengas que quedar horas acostada con los ojos cerrados, esperando a que actúe! Prefiere uno que tenga textura acuosa o en gel, que es aún mejor porque no escurre ni se te mete en los ojos. Además seca más rápido, permitiendo que puedas seguir con tu rutina de maquillaje.

¿Por qué elegir un tratamiento para las pestañas?

Porque nos ayuda a hacerlas crecer y mantenerlas largas, ¡aún sin maquillaje! Claro, ya todas sabemos que no hay que abusar del encrespador de pestañas, porque se quiebran con el paso del tiempo y el efecto ondulado y alargado, al final, no es duradero. El rímel puede servirnos a veces, si nuestras pestañas son largas naturalmente y muchas marcas de maquillaje prometen efectos alargados pero que nos desilusionan en la vida real.

La ventaja de comenzar a usar un tratamiento es que ayuda a nutrirlas y estimula su crecimiento natural.

Por supuesto, hay que tener en cuenta la disciplina para usar un tratamiento, porque hay que aplicarlo a diario y el efecto que queremos se ve después de varias semanas. Si eres constante con el tratamiento, los resultados te deslumbraran en unas cuantas semanas.

Ahora ya tienes las claves para escoger un buen tratamiento, para que estas siempre luzcan largas y onduladas, ¡sin efectos especiales!

Y tú, ¿quieres lograr una mirada sensual con unas pestañas largas? ¿Cuál sería tu principal motivación para usar un tratamiento para las pestañas? ¡Queremos conocer tu opinión!